f

sábado, 22 de julio de 2017

Alphonse Mucha


El salto a la fama lo logró con un primer cartel litográfico para la actriz Sarah Bernhardt y su Théâtre de la Renaissance. Anunciaba la obra Gismonda de Victorien Sardou, apareció en los primeros días de enero de 1895 en los muros de París, y causó una auténtica sensación. Sarah Bernhardt ofreció inmediatamente a Mucha un contrato de exclusividad por seis años. Los carteles realizados para ella contribuyeron a difundir la fama de la actriz más allá de las fronteras de Francia. Hasta 1901, Mucha no solo fue responsable de los carteles publicitarios, sino también de las escenografías y los vestuarios del Théâtre de la Renaissance. Fue esta obra, con su estilo exuberante y estilizado, lo que le dio tanto fama como numerosas comisiones.


Otros carteles famosos para el Théâtre de la Renaissance son:

Lorenzaccio (1899)

La Dama de las Camelias (1896)
La Samaritana (1897)


La Epopeya Eslava es una serie de veinte pinturas de gran formato,
 en las que el artista Alfons Mucha resumió la historia de los pueblos eslavos 



La luna y las estrellas

Estrella de la mañana - Claro de luna

Estrella de la tarde - Estrella polar


Benedictine

Enlace a otras entradas dedicadas a Mucha.

Alphonse Mucha I

Alphonse Mucha II

Alphonse Mucha III


domingo, 16 de julio de 2017

Tres Tigres Tristes



Serie "Muchocuento"

     Sirenita y Caperuza

Libros y mariposas

           Rapunzel y Alicia sonrisas


Serie Viajando Ando

Londres - Maleta

Roma - Japón

Paris - Egipto


lunes, 3 de julio de 2017

Palacio Arzobispal de Sevilla


Ubicado al lado de la Giralda, en la céntrica Plaza de la Virgen de los Reyes, el conjunto del actual palacio arzobispal tiene una extensión de 6.700 m², ocupando casi toda una manzana.
La portada principal, de estilo barroco, es obra de Lorenzo Fernández Iglesias y Diego Antonio Díaz; fue construida en el siglo XVIII y está considerada una de las mejores del barroco sevillano.



Esta portada viene a culminar el proceso de remodelación que se había llevado a cabo durante las últimas décadas del siglo XVII, y se levanta bajo el patrocinio del arzobispo don Manuel Arias, por lo que su escudo campea sobre la clave del arco de entrada. Labrada en piedra, se levanta en dos
cuerpos de altura donde destacan las bellas columnas corintias pareadas del primer cuerpo, con fuste tallado con motivos vegetales. Un frontón curvo partido da paso al segundo cuerpo, donde pilastras talladas flanquean el balcón central que se enmarca con potentes molduras..


Finalmente, una cornisa mixtilínea que se arquea sobre el dintel del balcón da paso a un remate de pináculos y jarras con azucenas, emblema de la diócesis sevillana, centrando una cruz de hierro forjado.






viernes, 30 de junio de 2017

Editorial Susaeta



Empiezo a leer
 6 - 7 
El nivel 1 va dirigido a niños que están empezando a leer y son capaces de comprender frases sencillas. Dominan las ilustraciones grandes, muy coloristas y de fantasía pero con algo de detalle, que permiten transmitir historias o contenidos atractivos y fáciles de entender. Se utilizan frases simples y separadas por punto y aparte o bien párrafos cortos de 3 a 4 líneas, con un tipo de letra ligada que les resulta más familiar a los niños por parecerse a la letra manuscrita. Dominan las ilustraciones grandes, muy coloristas y de fantasía pero con algo de detalle, que permiten transmitir historias o contenidos atractivos y fáciles de entender. Se utilizan frases simples y separadas por punto y aparte o bien párrafos cortos de 3 a 4 líneas, con un tipo de letra ligada que les resulta más familiar a los niños por parecerse a la letra manuscrita.


Ya sé leer
8 - 9 años.


El nivel 2 está pensado para niños y niñas de 8 y 9 años, que ya saben leer y pueden comprender relatos cortos. Son libros de 48 páginas que ofrecen versiones adaptadas de cuentos clásicos y de obras literarias, así como nuevas historias de ficción y textos divulgativos de temas que despiertan el interés de los niños de esta edad.


La aventura de leer
10 - 11 años.
Contienen bloques de texto de 6 a 8 líneas, con uno o dos párrafos, frases más largas y vocabulario de uso diario, en un tipo de letra grande con serifa y rasgos infantiles. Las ilustraciones, de tipo figurativo y con mucho detalle, ayudan a contextualizar el contenido escrito, que se encuentra dividido en capítulos para facilitar la lectura.


Fuente: Internet